Pero a veces, pero no

Nunca leo El País.
Me lo entregan en el tren, y leo:
Las jóvenes fueron vistas
por última vez
a principios de julio
¿Habían sido silenciadas
por el régimen?
¿La fama se había vuelto
en su contra?
¿Alguna notas de más
había disgustado a Kim,como sucedió en 2013
con una docena de miembros de la orquesta Unhasu
ejecutados
por hacer
y vender
pornografía?
Pero hace unos dias
reaparecieron
en un acto oficial
¿Donde habrán estado?

Y leo:
y al poco descubrieron que ambos
eran unos apasionados de la Curva de Phillips
(la teoría que relaciona la inflación con el paro).
La cosa tenía que acabar en boda.

Nunca leo El País.

De Madrid a Bilbao, 20 de septiembre 2015

Anuncios
Esta entrada fue publicada en filosofía, Uncategorized. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s