La coyuntura del empleo

En estos días, los medios de comunicación social del régimen se han conjurado para anunciar el final de la crisis, el inico de la recuperación y cosas similares. Tal consenso mediático se fundamenta aprentemente en dos simples datos: la evolución mensual del paro registrado y la cifra de afiliados a la seguridad social.

El paro registrado no es la cifra “oficial” de parados, que en la Unión Europea se mide con la que resulta de la Encuesta de Población Activa, porque los que toman decisiones económicas saben que del registro de paro desaparecen todos los que al no percibir prestaciones y ante la inutilidad del registro para encontrar ofertas de empleo, dejan de acudir a las oficinas a renovar la incripción.

Mayor sentido tiene la cifra de afiliados a la seguridad social, por cuanto recoge el empleo legalizado, que genera salarios directos, indirectos y diferidos (cotizaciones y pensiones), a diferencia del empleo sumergido, que solo genera salario directo.

Pero los datos de afiliación disponibles tampoco dan ninguna señal que justifique la campaña de optimismo prefabricado del gobierno y los medios de comunicación social. El siguiente gráfico refleja la variación de la afiliación mensual a la seguridad social, respecto al mismo mes del año anterior -los datos proceden del INE (con base en el Anuario de Estadísticas Laborales, y del Boletín de Estadísticas Laborales del Ministerio de Empleo y Seguridad Social), salvo los del mes de junio, que proceden directamente de la estadística de Afiliación de Trabajadores al Sistema de la S.S. del Ministerio de empleo, ajustados para hacerlos homogeneos con los datos del INE.

evolución de la afiliación a la SS mensual respecto año anterior

Evolución mensual de la afiliación a la Seguridad Social respecto al mismo mes del año anterior.
Fuente: INE, MESS y elaboración propia

Como se puede apreciar, la situación del empleo ha ido empleorando mes a mes desde que la crisis financiera internacional se transforma en crisis inmobiliaria de la economía española a mediados del año 2008. En todo caso, los “brotes verdes” tenían algún sentido cuando los anunciaba el gobierno de Zapatero, porque el ritmo de deterioro del empleo se redujo notablemente entre finales de 2010 y mediados de 2011, y significaban la esperanza mística del gobierno de que tras la estabilización viniera la recuperación.

Pero proclamar el fin de la crisis ahora, basado en el comportamiento del empleo en los primeros seis meses del año -remarcados con un círculo en el gráfico- supone pasar directamente del conocimiento místico del PSOE a la creencia mítica del PP, el hundimiento de la razón desde la metafísica al irracionalismo.

Pero a los datos de afiliación de trabajadores a la seguridad social se les puede dar un sentido analítico más razonable. El siguiente gráfico muestra la evolución mensual de la afiliación de trabajadores a la Seguridad Sociald desde enero de 1995 a junio de 2013. Se han remarcado unas fechas significativas: el inicio de la crisis financiera global (agosto de 2007); el inicio de las políticas de ajuste estructural (mayo 2010) y el inicio de la aplicación del programa del PP (enero 2012)

afiliacion ss mensual 1995 2013

Trabajadores afiliados a la Seguridad Social, enero 1995-junio 2013.
Fuente: INE y MESS

Cuando la crisis internacional de acumulación impacta en la economía española desinflando la acumulación por deudas en el sector inmobiliario, la destrucción de empleo es muy aguda: entre junio de 2008 y abril del  2009 se perdieron 1,43 millones de empleos. Las políticas de estímulo (Plan E) frenaron la caida de empleo, y entre mayo de 2009 y mayo de 2010 (inicio del ajuste) se perdieron 255 mil empleos.

Por lo tanto, el impacto de la crisis estructural se tradujo en la pérdida de algo menos de dos millones de empleos, que es aproximadamente la cifra de empleos que estaban siendo financiados con deuda (deuda de los bancos para prestar, deuda de los promotores  para construir, deuda de las familias con para comprar) y que se expresa también en el desequilibrio de la balanza del comercio exterior.

Pero el caso es que desde junio de 2008 hasta junio de 2013 el número de trabajadores desafiliados de la seguridad social supera los 3 millones.  El millón largo de empleos destruidos durante el período del ajuste no responde tanto a la evolución estructural del proceso de acumulación sino a la coyuntura de recesión acentuada por las políticas de ajuste. Para verlo con más claridad focalicemos el gráfico anterior en los años de la crisis (2007-2013)

Trabajadores afiliados a la Seguridad Social, enero 2007-junio 2013. Fuente: INE y MESS

Trabajadores afiliados a la Seguridad Social, enero 2007-junio 2013.
Fuente: INE y MESS

La aplicación del programa de ajuste del PSOE siguió destruyendo empleo, pues  estabilizado con las políticas de estímulo de Zapatero en los 17,5 millones de trabajadores, con el ajuste se logró que desapareciera más de medio millón de afiliados a la seguridad social.

La llegada del PP al gobierno implicó acelerar las políticas de ajuste estructural: si Zapatero se centró sobre todo en la dimensión “ajuste”, es decir en la gestión del presupuesto (recortes de gasto, incremento de ingresos), el PP ha puesto el énfasis, además de en aplicar una dosis reforzada de ajuste, en el “cambio estructural”: privatizaciones productivas, socialización de deudas privadas y destrucción de la negociación colectiva y de los instrumentos de protección del trabajo. Tenemos así el impacto completo de los programas de ajuste estructural:  en el año y medio de ajuste del PSOE desparecieron  588 mil afiliados a la seguridad social, y en el año y medio de ajuste reforzado  del PP, 768 mil.

La campaña de propaganda afirma que en los primeros seis meses del año 2013 la afiliación a la seguridad social ha crecido todos los meses, hasta alcanzar los 260 mil nuevos afiliados o reafiliados. Pero hay que tener en cuenta que entre febrero y julio de 2011, los seis meses de brotes verdes de Zapatero, se afiliaron a la Seguridad Social 315 mil trabajadores, hasta superar la cifra de 17,5 millones de afiliados. Lo cual no impidió que cuando cedió el mando, los afiliados hubieran caído a 16,3 millones, la misma cifra de afiliados que hay ahora, tras el inicio de recuperación del semestre pepero. En estas estamos.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en economía y etiquetada , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s