Asimetrías (¿o excesos?) de información

Los ingleses nos han explicado a los españoles los desastres de la guerra civil, y ahora nos quieren explican los desastres de nuestra deuda. en su documentado blog, Edward Hugh dice que la medida correcta de la deuda pública no es la que establece el protocolo de déficit excesivo (PDE) del pacto de estabilidad de la Eurozona, sino que habría que incluir las facturas pendientes de pago, la deuda de lss empresas públicas y la deuda detenida por el fondo de reserva de la seguridad social.

La deuda por estos conceptos alcanza (actualizando los datos del Banco de España que aporta Hugh adiciembre de 2011)  los 197.190 millones de euros, que habría que añadir a los 734.961 millones de duda pública que reconoce el PDE (la fuente que  Hugh utiliza el capítulo  11.3 del boletín estadístico del Banco de España: pasivos en circulación y deuda según el PDE).

El siguente gráfico muestra la evolución de los pasivos públicos totales y la deuda pública según el PDE:

Ahora, si uno quiere averiguar cual es el importe de la deuda pública de los demás países de la UE no contemplada en el PDE, y acude a las estadísticas de Eurostat, se encuentra con algunas “curiosidades” que al parecer, al británico Hugh no le interesan especialmente:

* si se ven los datos anuales, y se elige ver los pasivos públicos (general government)  todos los años de la serie,  resulta que a) la mayoría de paises presentan datos a partir de 1995; España dispone de datos desde ¡1980!. Gran Bretaña no dispone de información consolidada de los pasivos financieros públicos ¡para ningún año! España aporta esa información desde 1980.

* si se ven los datos trimestrales, disponibles solo desde el último trimestre de 1998, y eligiendo ver los pasivos (liabilities) resulta que Francia tiene un retraso de ¡un año! respecto a los demás países en el suministro de la información, pues solo conocemos los datos de diciembre de 2010, cuando la mayoría de paises ya han aportado la información de septiembre 2011.

La teoría económica neoclásica ha querido salir del bloqueo analítico a que la ha llevado el pésimo funcionamiento del muy libre mercado financiero global, hablando de asimetrías de información: que unos agentes dispongan de más información que otros hace que se engañen unos a otros y que las decisiones basadas en expectativas racionales no sean óptimas, en un alejamiento del óptimo mayor cuantas más deficiencias en la información de que dispone el agente de turno. Sin embargo, España, es un buen caso de estudio, para demostrar que suministrar demasiada información a unos agentes financieros dedicados a asignar los recursos en función de la obtención del beneficio privado by any means necessary (disculpas a Malcolm X) no solo no acerca al óptimo, sino que te coloca a los pies de los caballos financieros. Gran Bretaña, con unos pasivos financieros públicos  en 2010 (no consolidados) del 127% del PIB (España 76,6%) sabe lo importante que es tener información ajena y ocultar la propia. Francia, con unos pasivos públicos en 2010 (consolidados) del 95,1% del PIB (España 67,1%) y con unas facturas pendientes de pago consolidadas por importe del 6,1% del PIB ese año (España  4,8%), que no computan para calcular la deuda por el PDE, sabe lo importante que es retrasar la información para que el capital depredador se fije en otras piezas de caza, sobre todo en año electoral.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en economía y etiquetada , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s